Perfectus Detritus, personaje de la vida misma…

De pequeño me aficioné a la lectura con tebeos, comics, y cuentos, como todos los que compartimos infancia entre los 70 y los 80. Hubo muchas historias que me enseñaron muchas cosas y muchos personajes que me han influenciado, pero si hay un personaje que abunda como plaga en el vivir cotidiano, independientemente de género y edad, salvo la tienes infancia se salva este es Perfectus Detritus.

Este personaje lo conocí primero en la aventura de Asterix “La Cizaña” y como ya he comentado en el vivir cotidiano pasado y actual y me temo que futuro.

«¡César nos pide más dinero y más hombres para hacer la guerra, cuando ni siquiera es capaz de asegurar la paz romana en sus territorios conquistados!». Un senador se queja abiertamente en presencia de César. Los otros miembros del Senado se revuelven. La situación es tensa.

El orador prosigue: «Existe un pueblecito allá arriba, en las Galias, que se burla de nuestras tropas de ocupación y rehúsa nuestra ley… ¡que César haga que se respete a Roma en los países conquistados, antes de pensar en nuevas aventuras!».

Los senadores ponen contra las cuerdas al gobernador de la omnipotente Roma. Y lo peor es que tienen razón: existe un pueblecito al norte, en las Galias (el pueblo de Asterix y Obelix, como habrás adivinado), que resiste a la ocupación romana. Cuando se queda solo, el gobernante medita con sus colaboradores más próximos: ¡hay que acabar con esos irreductibles para acallar la boca de los que se oponen al poder del César! ¿Qué hacer?

Uno de sus consejeros tiene una idea brillante: conoce a un hombre que podría acabar él solo con el poblado galo. Se llama Perfectus Detritus y es especialista en la crítica y la maledicencia. Por medio de la palabra, es capaz de enfrentar entre sí a los miembros de cualquier grupo. Otro de los presentes apoya la propuesta y añade que se trata de «un ser inmundo pero muy eficaz. El horripilante y verdoso rostro de la discordia surge a su paso».

Perfectus Detritus recibe su encargo de dividir a los galos y se dispone a llevar a cabo su misión. Llega con un regalo al poblado galo para el más importante del pueblo. Abraracurcix, el jefe, le espera orgulloso… pero el romano se lo da a Asterix. Comienza a nacer la discordia entre los integrantes del pueblo, que empiezan a enfrentarse unos a otros. Primero las mujeres, luego también los hombres, finalmente hasta Asterix y Obelix.

Ni la fuerza de las armas, ni la amenaza de quedarse sin alimentos, ni un bloqueo económico… nada había podido hasta ese momento con el campamento galo, y ahora, por la crítica, se halla próximo a su fin. No es cuestión de desvelar el final de la historia, pero el hecho es que nunca se encontró el poblado de Asterix tan cerca de desaparecer como cuando comenzaron unos a hablar mal de otros, y a mentir y criticar…

 

Jesús, el gran orador y manipulador, mesías para más señas, nos lo dice en el evangelio: sed misericordiosos, no juzguéis. La técnica más agresiva que el demonio emplea para acabar con nuestras amistades es esta: la envidia, la crítica y la maledicencia.

Examínate despacio, porque son muchas las ocasiones en las que, al hablar, somos egoístas. Hablamos mal de nosotros mismos para que otros nos ensalcen, o criticamos a un tercero para quedar por encima. Somos, en ocasiones, absolutamente inflexibles con los fallos de los demás y, en vez de disculparlos, se lo contamos a todo el mundo. Esa no es la medida de Jesús. Es, más bien, la medida de Perfectus Detritus. Una posición, no lo olvides, capaz de acabar con un pueblo, con una familia, con una parroquia, con cualquier comunidad humana o cristiana.

Grábalo a fuego en tu corazón: la crítica es la carcoma de las verdaderas amistades. Por eso es muy bueno hacer examen, y no es insistir demasiado: ¿cómo va esa lengua? Y, cuando acabes con la lengua, sigue, porque ya sabes lo que dicen: «si no quieres hablar mal, no pienses mal; y, si no quieres pensar mal, no juzgues».

Anuncios

Acerca de juanchaconpsy

Psicólogo Clínico,Jurídico,Forense,Terapeuta Familiar,Psicoterapéuta,Criminólogo,Formador,Esp. RR.HH, Coach
Esta entrada fue publicada en Psicología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s