El miedo…gritos en la medianoche…

la-verdadera-historia-de-la-pelicula-el-exorcista

Buenas, en esta entrada voy a tratar un tema con el que convivo a diario y no solo como psicoterapeuta con mis pacientes aquejados por problemas con el miedo (pacientes ansiosos o neuróticos), si no como padre con mis hijos…y sus miedos infantiles…también subiré un video de la UNED muy interesante que trata este tema titulado “Gritos en la medianoche” que es un programa que se sumerge en las entrañas del género del terror, en los ámbitos la literatura, la televisión y el cine.

En este reportaje Participan:
Juan de Dios Garduño escritor.
Allan J. Arcal escritor.
Paco Cabezas director de cine.
Miguel Ángel Vivas director de cine.
Víctor Blázquez escritor.
Vicente García escritor.
José María Nebreda editor Valdemar-Insomnia.

¿Que es el miedo?

del-reves-nuevo-clip-protagonizado-por-miedo_reference

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

16940_967_544

Enfoques sobre el miedo

Desde el punto de vista biológico, el miedo es un esquema adaptativo, y constituye un mecanismo de supervivencia y de defensa, surgido para permitir al individuo responder ante situaciones adversas con rapidez y eficacia. En ese sentido, es normal y beneficioso para el individuo y para su especie.

Desde el punto de vista neurológico es una forma común de organización del cerebro primario de los seres vivos, y esencialmente consiste en la activación de la amígdala, situada en el lóbulo temporal.

Desde el punto de vista psicológico, es un estado afectivo, emocional, necesario para la correcta adaptación del organismo al medio, que provoca angustia y ansiedad en la persona, ya que la persona puede sentir miedo sin que parezca existir un motivo claro.

Desde el punto de vista social y cultural, el miedo puede formar parte del carácter de la persona o de la organización social. Se puede por tanto aprender a temer objetos o contextos, y también se puede aprender a no temerlos, se relaciona de manera compleja con otros sentimientos (miedo al miedo, miedo al amor, miedo a la muerte, miedo al ridículo) y guarda estrecha relación con los distintos elementos de la cultura.

Desde el punto de vista evolutivo el miedo es un complemento y una extensión de la función del dolor. El miedo nos alerta de peligros que no nos han ocasionado algún dolor, sino más bien una amenaza a la salud o a la supervivencia. Del mismo modo en que el dolor aparece cuando algo nocivo ataca nuestro cuerpo el miedo aparece en medio de una situación en la que se corre peligro.

Para algunos, el miedo en el ser humano no guarda ninguna relación fisiológica (como reacción de alerta), sino que es un producto de la conciencia, que expande nuestro nivel de conocimiento.

Fisiología, psicología y bioquímica del miedo

El miedo produce cambios fisiológicos inmediatos: se incrementa el metabolismo celular, aumenta la presión arterial, la glucosa en sangre y la actividad cerebral, así como la coagulación sanguínea. El sistema inmunitario se detiene (al igual que toda función no esencial), la sangre fluye a los músculos mayores (especialmente a las extremidades inferiores, en preparación para la huida) y el corazón bombea sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células (especialmente adrenalina). También se producen importantes modificaciones faciales: agrandamiento de los ojos para mejorar la visión, dilatación de las pupilas para facilitar la admisión de luz, la frente se arruga y los labios se estiran horizontalmente.

Se ha encontrado que la sensación de miedo está mediada por la actuación de la hormona antidiurética (o “vasopresina”) en la amígdala cerebral y que la del afecto lo está por la de la hormona oxitocina, también en la amígdala.Está en estudio un antagonista selectivo de la vasopresina, el compuesto SSR149415, que bloquea la sensación de miedo “social” —miedo hacia otros animales de la misma especie— pero no otros tipos de miedo; los fármacos que bloquean el miedo social por antagonismo de la vasopresina es posible que nunca se comercialicen dadas las funciones, biológicas y de otros tipos, que tiene tal tipo de miedo en el funcionamiento de las sociedades animales incluida la humana (es de destacar que el etanol inhibe la producción de vasopresina); estudios con resonancia magnética de la amígdala cerebral están encontrando datos que indican que los llamados “psicópatas sociales” sufren atrofia de las amígdalas cerebrales lo que les provocaría la pérdida del miedo social y del afecto que les caracteriza. Es interesante señalar que el miedo al daño físico provoca la misma reacción que el temor a un dolor psicológico.

no-amygdala3

Actualmente sabemos que no existe un centro cerebral del miedo; el miedo es, en mi opinión, mejor entendido como el resultado de experiencias cognitivas conscientes o aprendizajes condicionados en contextos verbales, relacionadas con situaciones de peligro, pero no debería ser confundido con los procesos no conscientes que detectan y controlan las respuestas a amenazas.-

PD: Sospechen de cualquier afirmación relativa a zonas cerebrales como responsables de alguna función. La idea de centros o zonas cerebrales que alojan funciones está siendo abandonada desde la época en que la mayoría de la evidencia surgía de los efectos de lesiones localizadas.

Hoy, pensamos en las funciones como productos de sistemas más que de áreas.Las neuronas contribuyen por ser parte de un sistema, no por estar en u área específica. La amígdala, por ejemplo, contribuye a la detección de amenazas porque es parte de ese sistema.

Cuando el miedo es un verdadero problema…los trastornos de ansiedad.

Trastorno de ansiedad es un término general que abarca varias formas diferentes de problemas psicológicos, por tanto hablamos mejor de trastornos de ansiedad, caracterizado por miedo y ansiedad anormal, desadaptativa y por tanto patológica ya que genera una gran angustia y malestar.

Actualmente el DSM es decir el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders que es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association, APA) y contiene descripciones, síntomas y otros criterios para diagnosticar trastornos mentales, sigue siendo el mejor estándar consensuado para el diagnóstico de los trastornos mentales, atendiendo a los conocimientos disponibles a día de hoy, erigiéndose en una herramienta suficientemente útil para la práctica clínica.

Actualmente en su quita edición este describe los siguientes trastornos de ansiedad…

trastornos-de-ansiedad-2-10-638

Tratamiento

La mayoría de los casos de trastornos de ansiedad pueden ser tratados satisfactoriamente por profesionales de la salud y la salud mental apropiadamente capacitados. Varias investigaciones han demostrado que tanto la terapia de conducta como la terapia cognitiva y de conducta (CBT) pueden ser muy eficaces para tratar los trastornos de ansiedad. Los psicólogos usan la CBT para ayudar a los pacientes a identificar y aprender a controlar los factores que contribuyen a su ansiedad.

La terapia de conducta implica usar técnicas para reducir o detener las conductas no deseadas asociadas con estos trastornos. Por ejemplo, una táctica implica tratar a los pacientes con técnicas de relajación y respiración profunda para contrarrestar la agitación y la hiperventilación (respiración rápida y superficial) que acompañan a determinados trastornos de ansiedad.

A través de la terapia cognitiva, los pacientes aprenden a entender cómo sus pensamientos contribuyen a los síntomas o trastornos de ansiedad y cómo modificar aquellos patrones para reducir la probabilidad de ocurrencia y la intensidad de la reacción. La conciencia cognitiva aumentada del paciente se combina a menudo con técnicas conductuales para ayudar a la persona a enfrentar y tolerar gradualmente situaciones de temor en un entorno controlado y seguro.

Conjuntamente con la psicoterapia, la medicación adecuada y eficaz puede desempeñar un papel importante en el tratamiento. En los casos en que se usa medicación, la atención de los pacientes puede ser manejada por un terapeuta en colaboración con un médico. Es importante que los pacientes se den cuenta de que algunos fármacos tienen efectos colaterales, que deben ser controlados atentamente por el médico que los receta.

Miedo…Terror, televisión, cine y literatura…

¿Por que nos gusta el miedo?

Yo, lo tengo claro: porque si quitamos el peligro en sí (es decir, si estamos en un entorno seguro) nuestra reacción fisiológica es muy divertida.

SI QUITAMOS EL PELIGRO, PASAR MIEDO ES FRANCAMENTE DIVERTIDO.

Además, superar una situación estresante nos deja una sensación de autoconfianza (¡Yo sobreviví!) que nunca viene mal, no hay que ir a las Casas del Terror, basta con ver la historia de las montañas rusas y otras atracciones para ver que las emociones fuertes son tremendamente divertidas.

Esta diversión como todo ocio genera una cultura y una industria detrás y es aquí donde tiene cabida este magnífico documental al respecto.

Hasta el próximo post, disfruten de sus miedos…

Anuncios

Acerca de juanchaconpsy

Psicólogo Clínico,Jurídico,Forense,Terapeuta Familiar,Psicoterapéuta,Criminólogo,Formador,Esp. RR.HH, Coach
Esta entrada fue publicada en Psicología, Psicoterapia, Salud/bienestar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s