La adversidad

Dice el diccionario de nuestra Real Academia Española que; (http://lema.rae.es/drae/?val=adversidad)

adversidad es una palabra que procede su origen del Latín, como no podría ser de otra manera,  concretamente de adversĭtas, -ātis. Y que su significado tiene tres acepciones a saber:

1. f. Cualidad de adverso.

2. f. Suerte adversa, infortunio.

3. f. Situación desgraciada en que se encuentra alguien.

Como psicoterapeuta, me interesa el tema de la adversidad, tanto que incluso me impele a escribir estas lineas. Sabiendo lo que es la adversidad y no me cabe la menor duda que sabemos lo que es, aunque no hayamos leído el diccionario, puesto que la adversidad es compañera de viaje constante en el trascurrir de los días de nuestra vida, desde los primeros momentos de nuestra existencia ya nos encontramos con la primeras experiencias adversas transformadas en la no satisfacción de deseos por diversas circunstancias que ya nos ponen en contacto con la frustración.

No obstante ante los infortunios que se nos presentan, no estamos desarmados, afortunadamente, ya que  el afrontamiento de la adversidad es una de las funciones primordiales de nuestro sistema emocional.

Imagen

Desde la filosofía este fenómeno ha ocupado las mentes desde antigüo hasta hoy día, desde Aristóteles hasta el famoso aforismo de Friedrich Wilhelm Nietzche desarrollado en su obra “El crepúsculo de los ídolos” -“Lo que no me mata me fortalece”, yo conversaría con el con este insigne filósofo señalando que no es lo que te mata o no te mata lo que te hace más fuerte, sino tu capacidad de afrontamiento.

Ejemplos de esto que cuento hay millones, anónimos y afamados, yo personalmente me quedo con este ejemplo universal de nuestra literatura;

Yo aún me atrevería a decir más, sin correr riesgo de equivocarme, y los estudios científicos del tema así lo avalan, que el uso de estrategias adecuadas de afrontamiento constituye un requisito indispensable para conseguir unos mínimos niveles de felicidad o satisfacción con nuestra vida.

ImagenPara finalizar esta breve reflexión os dejo con esta frase de Arthur Golden;

“La adversidad es como un fuerte viento que nos arranca todo menos las cosas que no pueden ser arrancadas. En ella nos vemos como realmente somos”.

Anuncios

Acerca de juanchaconpsy

Psicólogo Clínico,Jurídico,Forense,Terapeuta Familiar,Psicoterapéuta,Criminólogo,Formador,Esp. RR.HH, Coach
Esta entrada fue publicada en Desarrollo Personal, Psicología, Salud/bienestar. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La adversidad

  1. Estimado Juan: Soy una colega argentina que te leo por primera vez. Me parece muy interesante
    tu aporte y tu mirada personal y profesional. muchas gracias.
    Lic. Juana Vinokur, Centro Argentino de Psicología Positiva, Directora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s