Claves para potenciar tu desarrollo profesional y personal

En muchas ocasiones me doy cuenta que hay personas que muestran su admiración cuando conocen de mi éxito profesional y personal, este breve pero práctico post va dirigido a esas personas, deciros que no hay secretos ni formulas mágicas, simplemente un conjunto de hábitos bien aprendidos y desarrollados y que se práctican todos los días, dando buenos resultados.

Hay varias conductas que recomiendo desarrolles si quieres mejorar y alcanzar tus metas. Puedes aprender estos comportamientos a través de la práctica y la repetición hasta que se vuelvan automáticas y se transformen en un hábito. Vamos a verlas…

Fíjate objetivos diarios.

No esperes que las cosas sucedan, haz tú que sucedan las cosas. Es prácticamente imposible que el azar te lleve a alcanzar el estilo de vida de tus sueños. Una correcta planificación diaria maximiza tus posibilidades de éxito.

Planificación y organización

Tómate unos minutos, a ser posible la noche anterior, para planificar todas las actividades del día siguiente. Siempre trabaja a partir de una lista. Una vez hayas determinado que es lo más importante a lograr para ti durante el día, cíñete a ese plan, y no te distraigas atraído por otras tareas más fáciles o gratas. Esta es una de las disciplinas más importantes y poderosas para un alto rendimiento.

Utiliza a fondo tu capacidad para concentrarte

El miedo, la duda, la preocupación y la ansiedad son ladrones interiores que están tratando de robar nuestro equilibrio y nuestra paz psicológica. Cuando aprendemos a concentrarnos, es muy difícil que nos veamos secuestrados por ellos. La gente que tiene éxito, son como las lupas. Concentran su energía (y su tiempo y su talento) exactamente en lo que más desean alcanzar. Saben que su poder es mayor cuando se concentran en un solo punto.

Tu capacidad para trabajar con la atención concentrada en tus tareas más importantes será clave a la hora de alcanzar el éxito en cualquier disciplina.

Ejercicio y nutrición adecuada

La salud es más importante que cualquier otra cosa. Hay que hacer cualquier ejercicio con regularidad y comer con frecuencia y variado. Esto promoverá los más altos niveles posibles de energía, salud y condición física a lo largo de la vida.

Aprendizaje y Crecimiento

Tu cerebro es como un músculo. Si no lo usas, lo pierdes. El aprendizaje continuo es el requisito mínimo para el éxito en cualquier campo.

Hay que prevenir el estrés. Cuando estás bajo estrés, no puedes dar lo mejor de ti y alcanzar tu verdadero potencial.

Date un tiempo todos los días de al menos 20 minutos para estar solo y pensar. Necesitas estar solo, completamente solo para encontrarte, bucear en tu interior y reflexionar.

El desarrollo personal es realmente una actividad que te da el conocimiento para mejorar la vida e incluye renovarse y reducir el estrés. El tiempo diario para el desarrollo personal puede incluir leer un libro de inspiración o de conocimiento, escuchar un audiolibro, ver un vídeo, asistir a un taller, practicar meditación, tener un psicólogo o simplemente por ejemplo contemplar el amanecer.

Dedica tiempo para las personas importantes en tu vida

Las relaciones lo son todo. No dejes que el trabajo y las obligaciones te alejen de ellos, ni cometas el error de pensar que dado que siempre están ahí, ya pasarás un rato con ellos después. El tiempo que pasa ya no regresa.  Sitúa a las “personas especiales” de tu vida en el lugar que merecen.

 

 

Sé generoso.

Haz algo por alguien, ya sea un amigo o un extraño, ofrécete como voluntario, sonríe y muestra gratitud, busca formas de ser útil a tu comunidad. Colaborar con los demás y serles útil puede ser muy gratificante y ayuda a relacionarse con otras personas

Comprométete con estos principios, realiza tu plan de cómo se puedes incorporar cada uno de las claves en tu vida diaria y mejorarás increíblemente tu nivel de satisfacción y los resultados de todo lo que haces.

Hasta el próximo post.

Anuncios
Publicado en Comunicacion, Desarrollo Personal, Estres, Salud/bienestar | Etiquetado , | Deja un comentario

Quien te enfada…te domina y controla…

“Quien te enfada, te domina y controla”… Piénsalo bien, o ¿no es verdad? Cuando algo no ha sucedido como queríamos o alguien no ha respondido como esperábamos, cuando nos ha molestado el comportamiento de una persona o lo que nos ha dicho, solemos expresar lo que sentimos con expresiones como “me has hecho enfadar”, “me has hecho daño”, “me has mosqueado…”

Si nos paramos a reflexionar sobre ello y decidimos profundizar, la traducción de nuestros mensajes viene a ser algo tal como “tú eres el culpable de cómo me siento, “tú eres el responsable de que yo esté así” o “tú me has ofendido”, es decir, yo estoy mal por tu culpa.

No concedas el poder sobre ti a las demás personas

Si alguien nos enfada es porque le hemos concedido el permiso para hacerlo, pues en realidad cuando alguien nos enfada, lo que internamente resuena en nuestro interior es “lo que tú piensas sobre mí, es más importante que lo que yo pienso sobre mí”. Piénsalo.

En estos casos, la responsabilidad de cómo nos sentimos, la dirigimos hacia los demás, es decir hacia afuera. Por lo que dependiendo de los demás, así nos encontraremos nosotros.

Resulta que en lugar de hacernos cargo de nuestras emociones y sentimientos, de dirigirnos hacia dentro y asumir la responsabilidad de lo que sentimos, otorgamos el poder o el consentimiento a los otros. Porque nadie te enfada sin tu consentimiento ¿o no?.

Y es cierto, que asumir todo el peso que conlleva un enfado o una molestia es algo complicado y que cuesta… y más si estamos acostumbrados a poner nuestro foco fuera. Sigue siendo más fácil, culpar al otro y que sea el quien intente manejar con nuestro cabreo, que nosotros mismos… pero así nunca llegaremos a conectar con nuestro interior.

Si no aceptamos el regalo, seguirá siendo de la otra persona

En ocasiones, echar balones fuera o culpar a los demás de cómo nos sentimos sucede porque nos encontramos movidos por nuestro ego, el cual, a modo de resumen consiste en identificarnos con lo que tenemos, lo que hacemos y cómo nos valoran.

Una vez que nos hemos alejado del ego y lo hemos dejado aparcado, comenzamos a tomar más responsabilidad tanto de nuestros pensamientos y comportamientos, como de nuestras emociones, y nadie nos puede hacer daño; porque consideramos que aquello que somos está mucho más allá de los bienes materiales, nuestros actos o de la opinión ajena.

Para ello podemos ayudarnos pensando que cuando alguien nos insulta o hace algo que no nos gusta es como si nos estuviera ofreciendo un regalo, un presente. Si no lo aceptamos, el regalo seguirá siendo de la persona, mientras que si lo aceptamos lo recogeremos. En última instancia, la decisión será nuestra.

Así, los insultos, las provocaciones o incluso las acciones de otros, son como esos regalos, que nosotros elegimos si aceptar o no; por lo que no podemos culpar a nadie de nuestra decisión, tan solo podemos responsabilizarnos de nuestra actitud, de nuestra elección.

No podemos cambiar a los demás, pero sí nuestra actitud

Tenemos que tener en cuenta que el choque de las expectativas que nos hemos formado con la realidad, también puede ser un detonante de nuestra molestia, pues las cosas no han pasado como imaginábamos.

No podremos controlar las circunstancias ni tampoco a las personas, pero sí que podemos controlar nuestra respuesta. Por lo que no podemos cambiar lo que alguien dice de nosotros o lo que hace y nos molesta, pero por supuesto que podemos cambiar la actitud con la que enfrentamos la vida.

La responsabilidad asusta, pero es la que nos permite ser dueños de nuestra vida.Reconocer nuestras emociones y sentimientos y hacerse cargo de ellos, nos otorga la libertad de conocernos y elegir nuestra actitud ante la vida.

 

Publicado en Desarrollo Personal, Psicología, Salud/bienestar | Etiquetado , , | Deja un comentario

La importancia del trabajo en tu vida.

Todos o la mayoría de nosotros le damos un valor a esta actividad, sin embargo valoramos el trabajo de diferente forma, nivel y de acuerdo a las necesidades de cada persona. El poseer un empleo impacta de formas diferentes en cada uno de nosotros, tanto a nivel físico, psicológico, social y emocional. En forma general el trabajo juega diversos papeles:

• Individual-económico: Representa para un ser humano un modo de vida que le permite el acceso a las satisfacción de sus necesidades básicas, a un estilo de vida y el acceso a los bienes materiales.

36453139-Empresario-apuntando-a-la-sinergia-concepto-1-1-3-con-la-historieta-Foto-de-archivo

• Social: Representa ante la sociedad un Status, rol o papel y tiene que ver con la producción de bienes requeridos para un grupo o una comunidad y participa en el desarrollo económico de una región, país o nación.

AA027270

• Psicológico: Tiene relación con la motivación personal, ya que el sentirnos productivos y eficientes tiene como resultado una buena motivación y autoestima para nuestra vida. También nos otorga identidad y sentido.

informe-psicologico

Como factor importante en el trabajo no necesariamente debe ser causal de una remuneración o contraprestación económica. Hay muchos tipos de remuneración. La persona que trabaja en ayuda social tiene una remuneración emocional muy grande. La persona que trabaja en su casa para que su familia esté bien recibe un gran don y es el de una familia estable. Pero todo trabajo debe desarrollarse siempre en el pleno respeto de la dignidad humana y al servicio del bien común.

No es más exitoso quien gana más dinero, ni quien trabaja más horas al día.

Todo esto en complemento abarca en gran medida el tener un empleo o no tenerlo, es por eso que siempre debemos buscar un trabajo que cubra todos estos papeles importantes para una vida plena y equilibrada.

Y tú, ¿qué importancia y peso le das a tu trabajo?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Del tener al ser…o el “arte de vivir” en el amor, la razón y la actividad productiva.

Escribo esta entrada, a forma de reflexión tras visionar una entrevista con el insigne Psicólogo y Filósofo Erich Fromm, sobre él y su obra se han vertido ríos de tinta, y esto no es mas que un breve bosquejo a esa corriente imparable de escritos, artículos y libros.

La entrevista que cuelgo, se relaciona con la publicación de su obra “Del Tener al Ser”.

Por si no conocéis profundamente a este insigne autor os dejo una lineas breves sobre su biografía;

Nació el 23 de marzo de 1900 en Frankfurt del Main (Alemania).

Hijo único de Rosa Krauze y el comerciante de vinos ortodoxo-judío Naphtali Fromm.

Tan sólo tenía catorce años cuando estalló la I Guerra Mundial, quedando realmente impresionado por la naturaleza de la conducta humana siendo incapaz de comprender un acto tan irracional.

Durante su etapa escolar, Fromm estudiaría con gran interés a Freud y Marx, encontrando en éste primero una forma de comprender la personalidad humana y las influencias sociopolíticas expuestas por Karl Marx. Estudió Derecho y después Sociología y Psicoanálisisen las universidades de Heidelberg y de Munich y en el Instituto Psicoanalítico de Berlín.

Entabla contacto con la Escuela de Frankfurt donde trabaja en estrecho contacto con Herbert Marcuse, Walter Benjamin y Theodor Adorno. En 1933 viajó a los Estados Unidos, país donde se instaló y nacionalizó por el ascenso de Hitler al poder.

Fue uno de los principales renovadores de la teoría y práctica psicoanalítica a mediados del pasado siglo. Rompió con las teorías biologicistas de la personalidad para considerar a los seres humanos más bien como frutos de su cultura. Su perspectiva terapéutica se orientó también en este sentido, proponiendo que se intentasen armonizar los impulsos del individuo y los de la sociedad donde vive. Entre sus publicaciones destacan: El miedo a la libertad (1941), El hombre para sí mismo (1947), El lenguaje olvidado (1951), La sociedad sana (1955), El arte de amar (1956), La misión de Sigmund Freud (1956), Más allá de las cadenas de la ilusión (1962), ¿Tener o ser? (1976) o La anatomía de la destructividad humana (1973).

En 1949 se traslada a Cuernavaca (México), de cuya universidad sería profesor. Casado con Henny Gurland, vivió junto a ella en este país para cuidar de su salud. Sin embargo, Henny no se recobró y murió en 1952. Fromm no abandonó México, sino que se dedicó a formar psicoanalistas.

En 1962 sería nombrado profesor de la Universidad de Nueva York. Recorrería muchos países dictando cursos.

Erich Fromm falleció el 18 de marzo de 1980 en Murallo (Suiza).

Durante toda su vida Erich Fromm practicó un método de recuperación basado en el análisis de la propia conciencia, un método que se refleja en las páginas de este bello libro, en el que nos propone un “arte de vivir” cuyos pilares son el amor, la razón y la actividad productiva.

Fromm nos explica que no es posible adquirir la sabiduría de la vida sin ningún tipo de esfuerzo o de sufrimiento -un engaño alimentado por la ideología consumista- y nos propone que nos esforcemos en recuperar nuestra fortaleza física, psíquica y espiritual, así como nuestras posibilidades de independencia, para que podamos abandonar la obsesión por el tener, característica de las condiciones económicas, políticas y sociales de la sociedad moderna, y centrar nuestra atención en el ser.

Publicado en Desarrollo Personal, Psicología, Salud/bienestar | Etiquetado , , | Deja un comentario

10 competencias para un liderazgo socioemocional efectivo

Quiero hablaros de una palabra, os sonará más ligada al mundo digital o al mundo de la informática esta palabra es Ubuntu y os suena porque Ubuntu es un sistema operativo basado en GNU/Linux y que se distribuye como software libre, el cual incluye su propio entorno de escritorio denominado Unity. Su nombre proviene de la ética homónima, en la que se habla de la existencia de uno mismo como cooperación de los demás.

Que tiene entonces que ver esta palabra con el encabezamiento de mis post, pues que no solo tiene ese significado, su significado primigenio es:

“Humanidad hacia otros“. Está enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas.

Es el arte de dirigir a un grupo de personas o comunidad hacia el logro de objetivos, tanto comunes como individuales, alcanzando un óptimo rendimiento a través del aprovechamiento de las competencias y capacidades de cada miembro de la comunidad, sin perder de vista las metas trazadas y fomentando siempre las relaciones interpersonales.

El líder social es quien aprovechando su capacidad de liderazgo participa en la vida de las comunidades para contribuir a una mejora de la calidad de vida y crear un mundo más solidario. Responde a los principales desafíos de una sociedad mediante acciones surgidas de la reflexión y la planeación.

Este vídeo es ilustrativo.

Posee al menos tres características:

Autónomos

Capaces de tomar decisiones y de ser dueños de su vida personal y social como individuos y miembros de la sociedad.

Solidarios

Capaces de interesarse en los demás, conjugar esfuerzos con ellos y en su beneficio y compartir sus inquietudes. La solidaridad mueve a las personas a actuar de manera conjunta en la resolución de asuntos de interés personal y común.

Responsables

Capaces de asumir responsabilidad por sus acciones, cumplir las obligaciones contraídas y las tareas emprendidas. No sólo se es responsable con uno mismo, asumiendo las consecuencias de nuestros propios actos, sino que la responsabilidad trasciende; de responder a la llamada de los demás, a dar respuesta a la llamada de lo social, el asumir libremente el deber que se tiene de mejorar el medio que nos rodea, de sentirse aludido por lo que sucede y ser capaz de responder.

En mi opinión no solo hay tres características si no que en plena vorágine de cambios son muchas más.

Las señalo en el siguiente cuadro;

Publicado en Comunicacion, Formación, Psicología, Recursos Humanos | Etiquetado , | Deja un comentario

El poder relajante del mar demostrado cientificamente

El efecto sedante del mar ha quedado reflejado en el arte, la decoración de los hogares e incluso en la elección del lugar para pasar las vacaciones, pues es el entorno preferido por más personas para relajarse. Existen varias razones para ello. Una es el color: el azul ejerce un efecto tranquilizador.

 

El psicólogo británico Nicholas Humphrey demostró en un experimento con monos ya clásico que estos preferían entrar en un recinto pintado de azul que en otro de tonos rojos. En el primero, se estabilizaba su presión arterial y disminuía su ritmo respiratorio. Humphrey averiguó, además, que los bebés se calman con más facilidad bajo una luz de esa coloración, lo cual sugiere que algunas de estas sensaciones son innatas.

La neurocientífica Shelley Batts, de la Universidad de Stanford, sugiere, por su parte, que el sonido de las olas se acompasa con nuestra respiración, lo que contribuye en gran medida a relajarnos, y el psicólogo Philippe Goldin, de la Universidad de California en Davis, nos recuerda una interesante relación: el océano, el líquido amniótico y el cerebro tienen, en esencia, una composición similar.

Esta predisposición también explicaría por qué nos quedamos como atontados ante la parsimoniosa danza de los peces que nadan en una pecera o un acuario. Investigadores británicos de las universidades de Plymouth y Exeter y el National Marine Aquarium han comprobado que contemplar este espectáculo también es bueno para la salud: ralentiza el ritmo cardiaco, reduce la tensión arterial y mejora el estado de ánimo.

Aqui te dejo un ratito de relax para que lo puedas comprobar.

¿Te has relajado?

Publicado en Estres, Salud/bienestar | Etiquetado , | Deja un comentario

Poesia del vivir, hondura, reflexión, humanismo,…un canto a la vida.

Este post llevaba tiempo dándole vueltas, es una pocas frases, en un breve vídeo, con una entrevista que no dura más allá de 15 minutos.

Nos enseña mucho. Una clase magistral.

Poesia del vivir, hondura, reflexión, humanismo…un canto a la vida, dignidad en acción y verdadera política.

Lee y reflexiona.

“Yo no soy pobre, pobres son los que creen que yo soy pobre.

Tengo pocas cosas, es cierto, las mínimas, pero solo para poder ser rico.

Quiero tener tiempo para dedicarlo a las cosas que me motivan. Y si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de atenderlas y no podría hacer lo que realmente me gusta.

Esa es la verdadera libertad, la austeridad, el consumir poco.

La casa pequeña, para poder dedicar el tiempo a lo que verdaderamente disfruto. Si no, tendría que tener una empleada y ya tendría una interventora dentro de la casa. Y si tengo muchas cosas me tengo que dedicar a cuidarlas para que no me las lleven.

No, con tres piecitas me alcanza. Les pasamos la escoba entre la vieja y yo y ya, se acabó.
Entonces sí tenemos tiempo para lo que realmente nos entusiasma.

No somos pobres”.

Ve este vídeo, escuchalo…y reflexiona.

¿Que te pareció esta entrada?.

Hasta la próxima. Un saludo.

Publicado en Comunicacion, Desarrollo Personal, Salud/bienestar | Etiquetado , | Deja un comentario